viernes, 27 de diciembre de 2013

Verónica Tarzia - MINUTO HOT




Temo que esos surcos de cielo nos desencuentren y no pueda tocarte los pies con mis pies, que no pueda despertar con tus besos en mi vientre y los dedos bajando, cuando quieras aclimatarme para tus besos dulces que con un poco más tiempo también bajan. Te miro impaciente para que no lo dejes. En pleno disfrute de tu gracia, no puedo contener mi boca, debajo de las sábanas giro en ciento ochenta grados, empiezo a comer tu perfume –y el cabello aterciopelado— de a mordiscos borrascosos, con las mejillas enrojecidas y el empuje a tu sexo cada vez más sentido. Compartimos el ritmo como una necesidad estos cuerpos que se humectan. Levitamos. Ingrávida, busco seducirte hasta con la nuca, desnudo, sentís atraparme desde la parte más noble de mi silueta. Nos acabamos, inconscientes de que espalda no tenemos. 
Se infiltra la luz que temo, amenaza robarnos el día, la veo a través de la hendija de la persiana entrecerrada, volada y horizontal.


Verónica Tarzia.

Texto producido en los talleres de Siempre de Viaje



Verónica Tarzia en el Club Cultural Matienzo

No hay comentarios: