jueves, 1 de mayo de 2014

SDV Reseña - "Espina de maguey" de Mariana Vacs. Por Eugenia Coiro

Comencé a leer Espina de maguey en un colectivo una mañana lluviosa de esas en las que Buenos Aires se convierte en un caos de agua y gente. Me costó muy poco caer por un agujero de niebla dando vueltas en remolinos dentro de los poemas. Así, dejé la ciudad conocida y viajé a Latinoamérica. Aunque ya estaba allí, el viaje ocurrió.
Los versos cortos y el ritmo de un canto calmo pero insistente me hipnotizaron. En un momento, me soprendí viendo los colores de la ropa colgada en un patio. Podía oler las prendas limpias, recién lavadas, y la tierra seca con sol fuerte.
Salí a pasear una y otra vez en cada página. O, mejor dicho, me dejé llevar por un camino de piedra, dando saltos por paisajes a veces oníricos en tanto me parecían al mismo tiempo desconocidos y familiares, como si en ellos hubiera vivido otros tiempos antes de nacer. El camino me ofreció pausas en detalles, lugares certeros en los que podía afirmar los pies y descansar. Así una piedra, una iglesia abandonada o un cenote fueron mis oasis.
México. Nunca me lo había imaginado así. Desierto y agua. Verde en hojas y en serpientes vivas eternas. La virgen y la muerte, la cruz en el cactus. Espinas. Papel picado. Fiestas. Peregrinajes paganos.
Los ojos de la que escribe llevan mi mirada sobre las cosas. Me disponen a una forma de ver que me lleva al silencio o a los sonidos elementales y perfectos como el de una gota de agua.
El libro de Mariana Vacs, al igual que las más entrañables obras literarias, resulta un viaje a un lugar en el que tal vez ya estamos pero no vemos.

Eugenia Coiro



Espina de Maguey, Mariana Vacs. Ediciones El Mono Armado, 2012.


2 comentarios:

mariana vacs dijo...

Gracias, Eugenia, que hermosas tus palabras!!!!!
Mariana

Arabella dijo...

Totalmente de acuerdo con la aproximación de Eugenia a Espina de Maguey. Felicitaciones una vez más a la poeta Mariana Vacs!