martes, 28 de julio de 2020

Soledad se asoma a Ventana a la escritura



mientras mezclaba
mi mazo de naipes
no, no eran naipes
eran arcanos
figuras que miran
a izquierda y derecha.

parecen contener
la respiración
pero
si de golpe miraran
o si de pronto movieran 
-apenas- 
un pie, el vestido.

figuras jóvenes 
no, eran rostros envejecidos
cansados 
-trampeados-
sobreinterpretados
desoídos 
que sostenían sus elementos 
con el mismo poder.

-hasta el ermitaño 
había envejecido-.

quisiera preguntarles 
cómo eran los rostros
antiguos
que
sobre las cartas
preguntaban también 
una y otra vez.

ser un oráculo 
es un destino
no, no es un destino,
es un testigo
extranjero
por el que nadie
pregunta
pero ahí están 
sobre la mesa.

de vez en cuando
en la noche oscura
uno de ellos
decide quebrar
con tanta duda
y se mueve
-se desliza-
hacia la mano
no, no es la mano
es un hueso
no, no es un hueso
es un 
mazo 
de naipes.




Soledad Gopar, 2020.
En respuesta a la consigna de #ventanaalaescritura.
Vos también podés enviarnos tu texto.
#compartamosleeryescribir

@ellahaciaeleste




Yip

No hay comentarios: