miércoles, 19 de enero de 2022

Ana Marín en Minuto Rebusque

 


Un rebusque para ver la mañana 

brillando de aguaribays desmayados 

en pimienta rosa 

que cargue de promesas de aguacero a mis huesos sedientos 


Un rebusque que ancle los azhares

deje partir el barco negro detrás de una luz helada

desangre infinitas melodías

y entrone 

tu sonrisa 


un rebusque ángel

que te cante susurros al oído, nena

en desfile infinito de una vos y otra yo

un rebusque que te traiga el amor al cuerpo


un rebusque de pelo de hiedra arqueado en el lomo de un cerro motoso

un rebusque de diente de león carnívoro centelleante

que te envuelva los pies en hojas de (madre)selva

te deshilache y te entrevere en ampelopsis vertical

un rebusque como chillido como látigo como pampa


un rebusque como sombra 


un rebusque grito

mantra



un rebusque que me nombre


de nuevo.



Ana Marín, 2021.

#MinutoRebusque

Artista: #NicolettaCeccoli





La casa * Carolina Ojcius

 

La casa


Había pasado casi veinte años desde la última vez que Ernesto había ido a visitar el pueblo y casi veinticinco a la casa.

Después del funeral de sus padres, no le quedaban razones para volver.

Era un simple pueblito en la región pampeana, de no más de cuatro por cuatro cuadras, donde apenas vivían un puñado de personas, dónde el más joven tenía cincuenta años.

Mientras recorría con el auto las pocas cuadras del pueblo, las personas se acercaban a la ventanilla y lo saludaban con un beso. 

Es que en los pueblos pequeños, todos se conocen como si fueran parientes.

Además el tiempo pasa más lento y para muchos realmente parecía que era ayer cuando Ernesto se había ido.

-¡Ernesto! ¿Cuando volviste? ¿Cómo andás querido?

-Ernesto por fin volviste ¿Viniste a ver cómo andan las cosas?

-Ernesto cuando quieras venite a comer unas torta fritas.

-Ernesto si te quedas hasta la noche, pasate por el club que va haber un partido de truco y también un asadito.

Él tuvo que detener el auto y bajarse para conversar con todos.

Comió las tortas fritas de Doña Emilce, se tomó unos mates con Don Joaquín, quién no dejó que se fuera sin que se llevara de regalo un chorizo casero, después, le prometió a Don Domingo que iba a ir al club esa noche para jugar al truco.

Sólo luego de pasar un tiempo con cada conocido, pudo retornar su viaje.

Recordaba el camino pero el paso de los años había alterado el paisaje, la mayoría de los atajos estaban totalmente cubiertos por pastizales.

Pudo oler el campo, ese olor a heno, a tierra seca y a bosta. 

El ruido de las moscas, las abejas, las chicharras, el viento soplando con fuerza por un momento. 

Unas vacas rumiando pasto al costado del camino observaban cómo el auto avanzaba con dificultad por el irregular terreno.

Por fin, pudo divisar la tranquera de la entrada a lo lejos, el guardaganado estaba bastante inclinado, así que lo tuvo que acomodar antes de pasar con el auto.

Estacionó debajo de un algarrobo, salió y miró en dirección a la casa de su infancia, pero se quedó impactado por la escena.

La casa, blanca, de ventanas verdes, con una hermosa huerta al costado, con árboles de eucalipto rodeándola, con una pequeña laguna, había desaparecido.

La laguna ahora de dimensiones extraordinarias, se había tragado la casa. Lo único que se veía en la superficie era la punta de la chimenea y las copas de los árboles completamente secas.

Se le hizo un nudo en la garganta.

Había planeado regresar una última vez, sólo por una razón: estaba decidido a vender el terreno y olvidarse de todo.

Para él la muerte de sus padres había sido un golpe muy duro.

Un día domingo lo habían invitado a almorzar tallarines caseros, pero él no quiso ir, como excusa dijo que estaba de guardia en la fábrica y nadie podía cubrirlo.

Ese mismo domingo su padre murió de un paro cardíaco.

Su madre murió al poco tiempo de tristeza.


Ernesto caminó hasta la orilla de la laguna, se podían ver enormes bagres nadando en el medio y varias plantas acuáticas. 

Pero lo que realmente le llamó la atención fue que la casa, a pesar de estar completamente hundida en la laguna, parecía conservarse intacta.

Seguramente se lo estaba imaginando ¿Cómo era posible que se conservará en tan buenas condiciones después de estar abandonada por tantos años?

Decidió entrar en la laguna para verla de cerca.

Se sacó la camisa, los zapatos, se arremangó los pantalones hasta las rodillas, comenzó a caminar hasta el centro de la laguna, hasta que el agua le llegó al cuello, entonces respiró hondo y se sumergió por completo.

Abrió los ojos debajo del agua y vio lo que le había parecido en un principio.

La casa estaba impecable como cuando sus padres estaban vivos y la cuidaban.

Nadó hasta la entrada y cuando estaba girando la perilla para abrir la puerta, ésta se abrió.

Dentro de la casa estaba su padre, bien vestido, afeitado y feliz.

-Hijo, al fin viniste a visitarnos, te estábamos esperando para almorzar.

-¿Papá sos vos? ¿Estoy soñando?

-Y medio despistado sos pero no estás soñando.

-Papá lo siento tanto… -Dijo él y lo abrazó con fuerza.

-Hijo pareciera que me extrañaste mucho. Tu madre está terminando de amasar los tallarines andá a saludarla que se va a poner contenta.

-Pero papá vos y mamá…

-¿Ernesto sos vos? -La voz de su madre sonó con entusiasmo desde la cocina.

Él nadó hasta allí y la vio. Tenía las manos llenas de harina y la mesa repleta de tallarines.

-¡Hijo mío al fin viniste a almorzar! -Le dijo y le dio dos besos en los cachetes para saludarlo.

-Mamá te extrañe tanto -Le dijo abrazándola con fuerza.

De repente, Tony, el perro de sus padres apareció en la cocina jugando con un bagre.

Tony era un Border Collie que había muerto por jugar con una yarará.

-¡Tony, fuera de la cocina! ¡Panchito soltá esos tallarines!- Le dijo al bagre mientras lo espantaba con un repasador.

-¿Panchito?

-Son de terror esos dos, siempre quieren comer.

-¿Y cuánto falta para la comida? -Dijo su papá mientras se acercaba a la olla del tuco para mojar un pedazo de pan.

-Ya los cocino, si quieren pongan la mesa.

Ambos pusieron la mesa en el comedor y se sentaron a conversar.

-¿Papá sos feliz?

-¿Qué clase de pregunta es esa? ¡Claro que soy feliz! tengo una maravillosa familia y no me falta nada.

-¿Pero no hay ningún sueño que no hayas cumplido?

-Bueno… ahora que lo decis… quisiera tener un nieto.

-Pero papá...

-Es verdad, hijo, sólo me falta ser abuelo y entonces mi vida estará completa.

Le quiero enseñar a vivir en el campo, cuidar la huerta, cuidar las gallinas, ordeñar las vacas, pero sobre todo enseñarle a pescar. A vos nunca te interesó la vida rural ni la pesca.

-Cambié de opinión papá ¿Me enseñás a pescar?

Su padre se levantó de la silla y sacó una pequeña caja roja de un mueble.

-Mirá esta es la caja de pesca que me regaló tu abuelo, ahora es tuya, tenés cinco tipos de anzuelos, plomadas, líneas para mojarritas, unas tablitas de telgopor. la lata de carnada, estas líneas te sirven para los bagres, ahora, para pescar bagres el secreto está en...

-¡Ya están listas las pastas!

Su mamá apareció en el comedor con una enorme bandeja de fideos y salsa bolognesa.

Comieron hasta quedar muy llenos y después de almorzar hicieron la sobremesa.

Tony y Panchito aparecieron en el comedor para pedir las sobras y la mamá de Ernesto salió al patio para alimentarlos.

-Papá...yo...

-Hijo estamos preocupados por vos, últimamente te vimos muy triste. Por eso te invitamos a almorzar, queremos verte feliz.

-Papá ahora soy feliz, no me quiero ir, me quiero quedar acá con vos y mamá.

-Tenés que volver para formar tu familia, acordate de mi nieto y lo que hablamos.

Su madre entró en el comedor emocionada y lo abrazó.

-Hijo, te amamos y estamos orgullosos de vos. Ya nos veremos en otra ocasión.

-Mamá, papá, los quiero mucho.

Los tres se abrazaron, él cerró los ojos y respiró.

Cuando los abrió estaba recostado a la orilla de la laguna todo mojado, le dolían los pulmones y sentía que había tragado agua.

Miró dentro de la laguna en dirección a la casa, pero ya no era la misma que antes, estaba destruida y llena de moho.

Unas lágrimas le cubrieron los ojos.

Cuando ya era el crepúsculo, se vistió y volvió al pueblo.

Pasó por el club, como había prometido, jugó al truco, comió asado y disfrutó cada momento. Cuando se estaba despidiendo de todos, Don Domingo lo detuvo.

-Ernesto casi me olvido, esto es de parte de tu padre, para vos -Dijo mientras le entregaba una caja de pesca roja.

-Ernesto ¿Cuándo vas a volver? -Preguntó Don Joaquín.

-El próximo fin de semana -Dijo sonriendo.


Fin.


Carolina Ojcius, 2021.


Artista: #NicolettaCeccoli




martes, 18 de enero de 2022

Ventana a la escritura 435: desmesura compactada

Así


Que sea pura desmesura compactada.

Armada la cabeza al ras del piso.

Macizo, la piel gruesa, un poco cosa:

una forma monstruosa de belleza.


Mucho, inquietante, gris blindado.

Potente, amontonado hacia delante.

Monte indolente. Así: rinoceronte.



Alejandro Crotto, Chesterton.



Propuesta de escritura para hoy:


-¿En qué cosas te hace pensar una "belleza monstruosa"?

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

El libro recomendado de hoy es Chesterton, de #AlejandroCrotto

#ventanaalaescritura

Artista: #NicolettaCeccoli



lunes, 17 de enero de 2022

Mariel en Minuto Rebusque

 


En penumbra

por los pasillos 

camino en pijama, perdida

salgo al patio busco

los verdes del árbol y me recuesto

en el pasto las raíces se funden

con mis venas 

sangre verde recorre

cada pulgada de mi cuerpo

dedos

salen flores

violetas se enredan en mi pelo

ojos

intento mover

las piernas-tronco que hacen 

maceta en la tierra

amarronada y verdosa

la voz dice Sos un jacarandá

pienso ¿Quién soy?




Mariel Fini, para Minuto Rebusque.


Artista: #NicolettaCeccoli




domingo, 16 de enero de 2022

Ventana a la escritura 434: restos y huellas

 


Tenía que moverme con astucia, administrar las mordeduras, pensar con frialdad. Así tuve que hacerlo desde entonces cada vez que me alimentaba. Me ponía furiosa, eso y tener que deshacerme con cuidado de los cuerpos, como si fuera una asesina. Pero pronto, a pesar de que era más trabajoso, se volvió rutinario. Anhelaba un lugar en el que pudiera simplemente cazar y comer sin tener que esconder los restos, borrar las huellas. Pero sabía que semejante lugar no existía en este mundo.


Marina Yuszczuk, La sed.


Propuesta de escritura para hoy:



─Vampiros, demonios, criaturas mitológicas, ¿cuál es tu monstruo favorito? ¿Te animas a escribir como si fueras uno de ellos?

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

Hoy te recomendamos La sed de #MarinaYuszczuk

#ventanaalaescritura

¡Compartamos leer y escribir!
Foto: Tanaka Tatsuya
#TanakaTatsuya




sábado, 15 de enero de 2022

Lucía Imperatore en Minuto Rebusque

 Rebuscar

Arreglárselas por su cuenta

Ir tirando como se puede

La palabra que define toda mi vida

“Lucía hay que rebuscárselas”

Vivir el día a día 

Aprender a no hacer planes

A rebuscárselas con música, libros, pelis , escritura, teatro y por qué no un instrumento

Este año me sentí más sola que nunca

Me las rebusqué buscando gente 

Que todavía entiende que la pandemia no terminó

Re-buscar comenzar otra vez 

Tener nuevos sueños que nos motiven 

Nos lleven a aprender nuevas cosas



Rebuscar para reinventarse



Rebuscar es una palabra que está mucho

en mi vocabulario porque 

soy una luchadora desde pequeña 

y siempre me las tuve que rebuscar para sobrevivir

a este mundo

solo que ahora tuve que compartir la palabra

con medio planeta

rebuscárselas




Lucía Imperatore, 2021.


#MinutoRebusque

Artista: #NicolettaCeccoli




viernes, 14 de enero de 2022

Ventana a la escritura 433: muñón

 Suave como muñón, el aire acaricia mi cuello.

Desvalida, yo, veo una mariposa roja entre el aire frío; se 

divierte,

sigue, nada le pesa.

Curioso cómo afronta el día, este sol tempranero.

Yo sin dormir y ella flotando afrontándolo todo.


Irene Gruss, Entre la pena y la nada.


Propuesta de escritura para hoy:



─Escribir un texto que incluya la frase del título: "El que llama no es él".

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

Hoy te recomendamos Poesía completa de #IreneGruss


#ventanaalaescritura

¡Compartamos leer y escribir!
Foto: Tanaka Tatsuya
#TanakaTatsuya




jueves, 13 de enero de 2022

Ventana a la escritura 432: ratoncito

 

En un punto alto del camino, muy, muy alto, vimos la casa de color rosa chicle que todavía no sabíamos que sería nuestra. En el hueco de toda esa inmensidad, me pareció un ratoncito de juguete. Papá la había sacado de los clasificados y lo único que llevábamos como carnada eran nombres, nombres propios, como decir Arroquigaray y López Uralde; uno, el nombre de la calle; el otro, el apellido de los dueños.


Magalí Etchebarne, fragmento de "La nuez de Adán".


Propuesta de escritura para hoy:



─Escribir un texto en el que compares tu casa con un animal.

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

Hoy te recomendamos Los mejores días de #MagaliEtchebarne


#ventanaalaescritura

¡Compartamos leer y escribir!
Foto: Tanaka Tatsuya
#TanakaTatsuya




miércoles, 12 de enero de 2022

Ventana a la escritura 431: parto

 


El parto no se puede contar, o mejor dicho, del parto no se puede contar nada que importe. Lo que te rompe y te destruye y te tira contra la vida salvaje desnuda y temblando es otra cosa.


Marina Yuszczuk, Madre soltera.


Propuesta de escritura para hoy:



─Escribir un texto sobre aquello que pensás que no se puede contar.

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

Hoy te recomendamos Madre soltera de #MarinaYuszczuk


#ventanaalaescritura

¡Compartamos leer y escribir!
Foto: Tanaka Tatsuya
#TanakaTatsuya




martes, 11 de enero de 2022

Sofía Brunetto en Minuto Rebusque

cargada de provisiones del siglo XXI

pienso en el collage de Hamilton


qué es lo que hace

que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan atractivos


el Pop se queda corto para este siglo


ni siquiera ese Pop irónico inglés

de merienda y saquitos de té

puede recortar tanta realidad para pegotear en este 

collage digital


qué es lo que hace a los interiores de hoy tan agradables

tan atractivos


Hamilton recortó en los umbrales del '60

un Edén interior:


un hombre desproporcionadamente musculoso

musculosamente desproporcionado

sostiene un chupa chups gigante que le tapa el bulto

con la palabra POP

escrita por primera vez en el mundo del arte


lo acompaña una mujer con pezoneras

que parece una lámpara tendida sobre el sofá


hay café, televisor y una aspiradora que conduce la mujer de servicio


ridículamente pequeña

pequeñamente ridiculizada

fuera de escala


desproporciones que permite el collage


una mujer en una telenovela habla por teléfono


mujer lámpara

mujer servicio

mujer novela


un afiche de película en el centro

punto de fuga que no cumple su función


qué es lo que hace que los interiores de hoy sean tan diferentes

tan atractivos

pienso mientras miro

este búnker suburbano que me armé


preparo

mi té de las cinco y trato

de recortar pedazos

para ver si queda algo que decir después de aquel

collage analógico


escribo poesía en una pantalla

adentro de otra pantalla encendida

en simultáneo

por si acaso


todo lo necesario está detrás de la luz del soporte


mis dedos buscan

bajan aplicaciones las mueven


digitan


hacen pedidos


intentan tocar 

algo


desde este otro búnker de palabras


¿cómo escribir

qué es lo que hace que los interiores de hoy sean tan agradables

tan atractivos?


¿cómo reescribir?


¿qué hubiera recortado Hamilton?

¿cuántas desproporciones hubiera reunido?


¿podrían mis objetos y yo

ser sus figuritas hoy?


intento escribir poesía en una pantalla


qué es lo que hace a los interiores de hoy tan diferentes

tan atractivos


qué es lo que hace a los interiores

qué es lo que hace al interior

un interior


todo lo necesario está detrás de la luz del soporte


todo lo necesario está detrás

de la luz 


una luz donde intento


todavía


escribir algo que soporte



Sofía Brunetto, 2021.





lunes, 10 de enero de 2022

Ventana a la escritura 430: pasajes

 



Entre las sombras

minúsculos pasajes

abren la noche





Daniel Cáseres, Mineral.

Viajera, 2016.

Propuesta de escritura para hoy:



─Escribir un texto incluyendo "la fosforescencia de la noche".

Sumate a esta #ventanaalaescritura mandá tu texto a info@siempredeviaje.com.ar para que lo publiquemos en nuestro blog 

Hoy te recomendamos Mineral de #DanielCaseres


#ventanaalaescritura

¡Compartamos leer y escribir!
Foto: Tanaka Tatsuya
#TanakaTatsuya



domingo, 9 de enero de 2022

Órbitas * Carolina Ojcius



Todo el sistema solar había sido infectado por cefalópodos gigantes, una mortífera especie alienígena.

En cuestión de días la población fue exterminada y los recursos consumidos.

Sólo un grupo de quince personas en una nave llamada Alpha logró sobrevivir debido a que no se encontraban en la tierra.

Buscaron por varios meses un lugar apto para colonizar, pero ninguno cumplía con los requerimientos mínimos.

Sus reservas se agotaron y como última esperanza enviaron a una pequeña nave de reconocimiento llamada Epsilon para investigar un exoplaneta.


-¡Capitán! Perdimos conexión con la nave de reconocimiento -Indicó el teniente David Swinton mientras observaba el radar.

-¡Envíen la señal infrarroja! -Alzó la voz el capitán Mattew Stamper.

-¡Enviada!

-¿Cuántos tripulantes son?

-Cinco.

-La señal luminosa indica que están a tres segundos luz de distancia.

-Señor logramos acceder a la caja negra de la Epsilon, tiene una bitácora grabada del general Henry Racoon -Informó el cabo Robert Wazowski mientras arrastraba el registro audiovisual al dispositivo de reproducción en tres dimensiones.

-Reproduzcan los registros ahora.


Semana 1.

El planeta de reconocimiento tiene características atmosféricas similares a la Tierra, creemos que es posible realizar una exploración in situ.


Semana 2.

Decidimos recolectar varias muestras de flora para poder analizar su composición química, por el momento no hemos tenido contacto con fauna.


Semana 3.

Hemos recibido un registro de movimiento térmico en el norte del planeta, no sabemos qué tipo de vida encontraremos, pero es mejor averiguarlo.


-Señor, esa fue la última grabación.


-Preparen la nave Alpha para velocidad estelar a las coordenadas de Epsilon.

En ese momento, una voz sintética se escuchó en toda la nave.

*Capitán Stamper, no es recomendable activar la velocidad estelar a largas distancias, no se pueden pronosticar posibles obstáculos y requiere desactivar el escudo* -Advirtió Atenea, la asistente artificial de navegación.

-No tenemos opción ¡Activala ahora, es una orden!

*Activando velocidad estelar.*

Los tripulantes por seguridad fueron contenidos por Atenea en una gran red de protección antigravitacional.

Mientras la nave avanzaba a máxima velocidad, un enjambre de meteoroides los interceptó.

La nave recibió el impacto de cientos de rocas estelares en todas las direcciones.

-¡Atenea levanta los escudos!

*Falla integral del sistema, daños irreparables en toda la nave, aterrizaje de emergencia activado.*

El descenso de la nave fue turbulento, se arrastró por el suelo, chocó contra una enorme formación rocosa que le desgarró todo el costado izquierdo como un abrelatas. 

Debido a la falla del sistema, la red de protección se apagó. Los tripulantes fueron despedidos, rebotaron contra las paredes y el suelo. El cabo Ryan Watterson salvó la vida de un tripulante que iba a ser expulsado de la nave, pero fue herido gravemente en el abdomen por un pedazo de fierro suelto.


El planeta en donde se habían varado tenía tres lunas, la tierra y los ríos eran púrpura, mientras que las plantas eran turquesa. Todo resplandecía con un color fluorescente.

El suelo parecía ser de una consistencia gomosa, una gran cascada desembocaba en una laguna llena de extrañas plantas esféricas púrpuras.

Toda la tripulación de Alfa se equipó con trajes de protección y armas radiactivas antes de salir de la nave.

Tuvieron que escalar varios peñascos para alcanzar la locación de la nave Epsilon.

Cuando llegaron, no había nadie, sólo encontraron un pequeño dispositivo para respirar en una de las cápsulas. No había reservas de combustible, ni alimentos suficientes para alimentar a todo el grupo.

-¡Capitán mire el radar! Hay movimiento térmico en el norte como había indicado el general Racoon. -Dijo el teniente Swinton, mientras señalaba una pequeña pantalla holográfica de la nave.

-¡Partiremos de inmediato al norte!

El terreno se volvía cada vez más irregular a medida que avanzaban.

Todo el contingente tuvo que afrontar diferentes obstáculos:trepar montañas empinadas, tomar lianas para cruzar precipicios y lanzarse por varias cascadas púrpuras de diferentes altitudes.

Cuando llegaron a la posición donde el movimiento térmico era mayor, vieron una imponente pirámide metálica púrpura rodeada por un enorme precipicio.

El único camino para llegar era una especie de puente formado por peldaños metálicos, una caída a esa altura era mortal. Todos pasaron con dificultad, sólo quedaba una persona del otro lado, el cabo Wazowski. La herida de su abdomen había empeorado con el trayecto.

-Capitán, no puedo hacerlo. -Dijo mientras miraba el puente.

-Vamos Wazowski, son sólo un par de peldaños nada más.

El cabo dio tres pasos, pero luego vio el precipicio, se mareó, se resbaló y quedó colgado de un peldaño con las manos. Debido al mal movimiento la herida se le abrió.

-Capitán, ya no tengo fuerza. -Dijo mientras se le resbalaba una mano y quedaba colgado de la otra.

-¡Wazowski, resista! -El capitán intentó llegar a la posición del cabo pero era demasiado tarde.

-Capitán ha sido un honor. -Realizó el saludo especial y se soltó.

-¡NOOOO!


La pérdida del cabo Wazowski había afectado moralmente a todo el grupo, algunos querían regresar a la nave Epsilon y buscar otro planeta.

El capitán se subió a una roca y comenzó a hablar.

-Escuchen, no tenemos combustible suficiente para buscar otro planeta, ni provisiones para sobrevivir fuera de aquí. Buscaremos al equipo de reconocimiento y luego crearemos una fortaleza en el sur. Si nos mantenemos unidos lograremos tener al fin un hogar.

El discurso del capitán ayudó a tener esperanza y todas las personas aceptaron la misión.


-Capitán hay una señal de emergencia envíada por el general Racoon en una cámara de la pirámide.

-Enciendan las linternas intermitentes, activen las luces de sus zapatos de seguridad y preparen las armas, puede que lo que encontremos no sea agradable.

La gran cámara era oscura, sus paredes de cientos de metros de altura estaban cubiertas con circuitos integrados y tenían varios ductos a los costados.

Pronto divisaron una pulsera de neón a pocos metros.

-Capitán es la pulsera de la teniente de Epsilon, Diamond Abadeer.

-GRRRRRR -Un gruñido grave retumbó cerca de ellos.

Comenzaron a sonar gruñidos desde todas partes, desde los ductos se podía escuchar que algo se movía en su dirección. 

-¿¡Qué es eso!? -Preguntó uno de los integrantes aterrorizado mientras temblaba.

De pronto un tentáculo gigante, de color turquesa con ventosas púrpura, lo succionó del brazo y lo arrastró por un ducto hacia la oscuridad.

-¡AYUDAAAAA!

-¡Disparen!¡No dejen que los atrapen! -Gritó el capitán.

-¡Pum!¡Pum!

-¡AHHHHHHH!

Otro par de tentáculos los atacó. Parecía que la radiación de las armas no les afectaba.

-¡Corran al interior de la cámara ahora! -Gritó el capitán. 

Apenas un puñado de personas consiguieron seguirlo.

Cuanto más tiempo pasaba, los gruñidos parecían duplicarse.

Los sobrevivientes se escondieron en la oscuridad y permanecieron en silencio. Escucharon como los gritos y llantos de sus compañeros se acrecentaban para luego apagarse uno a uno.

-Reporte de bajas.

-Cinco personas.

-¡Demonios!

-El capitán activó una luz de neón y descubrieron al general Henry Racoon en el suelo, muerto, su cuerpo estaba cubierto con ácido.

Los gruñidos los alcanzaron, los tentáculos tomaron de las extremidades a tres personas más, sólo quedaron el capitán y el teniente.

-Capitán, ha sido un honor luchar a su lado.

-Lo mismo digo, teniente.

Ambos levantaron la mano y realizaron el saludo espacial.

Dos pares de tentáculos los succionaron con las ventosas desde los tobillos, se sostuvieron de las paredes tanto como pudieron, pero la fuerza de estos era superior, les infligieron tanto dolor que se soltaron y fueron arrastrarlos hacia los ductos.

-¡Matías, te estoy llamando hace diez minutos! Ya nos tenemos que ir a casa. - Dijo su mamá enojada mientras le soltaba el pie después de sacarlo por el tobogán.

Ella llevaba un gran sombrero de cotillón: fluorescente, con luces que cambiaban de color.

-Daniel, no te traigo a ningún cumpleaños más si te portas así.

-¿Disculpen no vieron a Hernán? -Preguntó una mujer. 

-Hay un nene durmiendo en el pelotero -Le respondió la mamá de Matías.

-Mariana ¿Dónde dejaste tu puff para el asma?

-¿Alguien se quedó sin lucecitas del cotillón? -La mamá del niño que cumplía años estaba repartiendo pulseras de neón y luces intermitentes led.

-Yo quiero una pulsera -Dijo una niña llamada Diana.

-¡Hernán te manchaste la remera nueva con el helado!.

-Ramiro ¿Cómo te raspaste la panza?


Mientras, la mamá de Matías lo llevaba de la mano fuera del salón de fiesta.

El capitán Mattew Stamper fue elevado por los tentáculos hasta el cielo y pudo ver todo el panorama con claridad.

Cientos de cefalópodos gigantes habían invadido todo el planeta.

Por primera vez, pudo ver el rostro de uno de estos seres, su gran cabeza fluorescente latía, sus enormes ojos negros lo observaron fijamente por un momento, antes de lanzarlo al interior de su boca repleta de cientos de dientes puntiagudos.


Fin.

Carolina Ojcius, 2021.


Foto: Tanaka Tatsuya

#TanakaTatsuya